Música

Giselle is a Punk

No esperaba que me dure tanto el estado de embriaguez. No sé si fue la banda o la experiencia, pero su efecto perdura.

Green Day es una banda más de mis años teens de los ’90. “American Idiot” me encantó, el último disco no y, en el medio, me hice fan de la banda de vacaciones, alter ego de la original: Foxboro Hot Tubs, rock sesentoso que me fascina (en vano esperé algún temita durante el recital de la banda “oficial”)

Para mi novio, en cambio, fue una de sus bandas fundamentales en la adolescencia, obvia inspiración de su propio trío punkie. Le insistí para que honre su historia y vayamos a verlos (yo no fui a ver a Paul, pero haz lo que yo digo y no lo que yo hago, no?).

Fue una gran noche, saltamos, cantamos, gritamos y pogueamos por 3 horitas, al llamado de “This is a celebration”.

No diría que me emocioné, no es mi banda para eso, pero sí hubo un momento hacia el final (segundo bis) cuando un tema acústico me sorprendió. Lo había escuchado en el disco, claro, pero sin prestarle demasiada atención. Es el momento que me queda como mejor recuerdo más aún que el coreadísimo y ramonero pedido del público (Hey! Ho! Let’s go!) .

Billy se ganó mi amor durante los tres minutos de Whatsername:

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s